Tienda

El baile tras la tormenta
6 julio, 2015
Deja que te cuente una historia ….
7 julio, 2015
Mostrar todo

Antonio Fontán

$480.00

Antonio Fontán:
Un humanista irrepetible

Antonio Fontán vivió varias biografías a la vez. Fue un humanista erudito y emprendedor, pero fue también el maestro generoso de varias generaciones, y un periodista volcado con las realidades de su época, y un político comprometido y comprensivo. En todos esos ámbitos emprendió además iniciativas magnánimas y duraderas. Sin embargo, no es difícil encontrar el hilo conductor que recorre su ingente actividad: el espíritu de servicio.

Descripción

Título: Antonio Fontán
Subtitulo: Un héroe de la libertad
Autor: Agustín López Kindler
Editorial: Rialp
ISBN: 978-84-321-4282-6

Descripción:

Héroe de la libertad, así designó el Instituto Internacional de la Prensa a Antonio Fontán, junto a otros grandes periodistas perseguidos en el siglo XX por defender la prensa libre. Su periódico -el diario Madrid- fue cerrado por el gobierno de Franco. El edificio fue dinamitado. Fontán fue protagonista de la Transición democrática, contribuyendo decisivamente a la sucesión del Rey. Fue Presidente del Senado y Ministro, pero sobre todo fue un humanista y un maestro de humanistas.

“Los Reyes visitaron la capilla ardiente de Antonio Fontán, el primer presidente del Senado de la democracia, que ha fallecido este jueves en Madrid a los 86 años tras una larga enfermedad. Durante su visita, destacaron la cercanía de Fontán y el apoyo que prestó a la Monarquía española”. Esta noticia de Europa Press, fechada el 14 de enero de 2010, es una muestra elocuente que destaca la relevancia pública del político, catedrático y periodista fallecido ese mismo día en Madrid. El alud de obituarios, semblanzas y artículos que vieron la luz los días siguientes son otro ejemplo más de la impronta que su personalidad ha dejado en tantas personas que le conocieron y trataron.

Es paradójicamente ley de vida que, con bastante frecuencia, haya que esperar al fallecimiento de personas ilustres para que la opinión pública se haga justo eco de los méritos que acumularon durante su existencia. En el caso de Antonio Fontán, además, había otra razón añadida: por carácter, él mismo no era muy dado a dejarse halagar. Es cierto que los homenajes a su persona y a su obra se habían prodigado en los últimos diez o quince años y, como es de bien nacidos ser agradecidos, no los rehuyó. Pero casi siempre solía quitarse importancia y, más que de su imagen, estaba orgulloso de que crecieran los que estaban a su alrededor y buscaban su consejo y su magisterio. Y fueron muchos.

¿Quién fue Antonio Fontán? Es inevitable decir, en primer lugar, que fue el fundador de la Revista Nuestro Tiempo en julio de 1954. Contaba entonces con 30 años (había nacido el 15 de octubre de 1923 en Sevilla) y ya había obtenido la cátedra de Filología Latina en la Universidad de Granada en 1949 y creado la revista de información gráfica La Actualidad Española en 1952. Si a estos datos biográficos añadimos su vinculación a la causa monárquica como miembro del Consejo Privado del Conde de Barcelona, don Juan de Borbón, obtenemos ya las tres facetas que cultivaría, en compleja pero perfecta armonía, durante el resto de su vida: la del intelectual humanista dedicado al estudio del latín y de la cultura latina; la del periodista creador y director de revistas y diarios; y la del político monárquico y liberal involucrado en diversas causas y servidor público del Estado cuando fue llamado a ocupar, ya en democracia, altos cargos de responsabilidad.

Además, en los tres campos mencionados, se dedicó con ahínco a formar a futuros intelectuales, periodistas y políticos. Dedicó mucho de su tiempo a orientar a otros a adentrarse en esos caminos, en esas profesiones tan vocacionales. Lo hizo en la Universidad, a través de su cátedra ejercida en Granada, Pamplona y Madrid. Lo hizo igualmente en la prensa, especialmente con la creación del Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra en 1958, primer centro en España que ofreció dichos estudios con rango universitario, además de los periodistas que formó “sobre el terreno” en las redacciones de La Actualidad Española, Nuestro Tiempo y el diario Madrid, este último entre 1967 y 1971. También ejerció su magisterio en la política, tanto para la causa monárquica durante el franquismo como para la liberal cuando se instauró la democracia.

Agustín López Kindler es catedrático de Lengua y Literatura latina desde 1966. Detentó esa cátedra en la Universidad de Sevilla. Tras recibir en 1970 la ordenación sacerdotal, se trasladó a Suiza, donde trabaja en el Klassisch-Philologisches Seminar de la Universidad de Zurich y en diversas tareas pastorales. Ha publicado ediciones, estudios y traducciones, tanto de autores de la Antigüedad tardía -Sidonio Apolinar, Ennodio- como de Padres de la Iglesia -san Ambrosio y san Agustín-. Es juez del tribunal diocesano zuriqués y profesor visitante de la Universidad de Navarra.

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Antonio Fontán”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *