Carta Encíclica Laudato Si
22 junio, 2015
Redescubrir la familia
29 junio, 2015
Mostrar todo

La Paciencia

$350.00

La Paciencia

Tertuliano, San Cipriano y San Agustín

Los escritos de los tres autores coinciden en el modo de tratar la virtud de la paciencia, y señalan su estrecha relación con virtudes como la humildad, la fortaleza o la caridad.

Es Dios quien primero vive esta virtud, tolerando los pecados e injurias de los hombres. La paciencia reside en Él, y de Él proviene. Jesús, como Hombre y como Dios, enseña a los hombres a ser pacientes con su ejemplo, su Pasión y su muerte en la Cruz.

Tertuliano : Se convirtió al catolicismo por el ejemplo de los mártires, y escribió numerosos libros.

San Cipriano : Se convirtió por el testimonio de los cristianos. Escribió obras apologéticas y pastorales. Murió mártir.

San Agustín: influyeron sobre él las oraciones y el ejemplo de su madre, Santa Mónica, y el encuentro con San Ambrosio. Fue ordenado presbítero y, años después, obispo de Hipona. L

Descripción

Título: La Paciencia
Subtítulo: Pertuliano, San Cipriano, San Agustín
Autor: José Maria Sanabria
Editorial: Palabra

Descripción:

Tertuliano, San Cipriano y San Agustín
Los escritos de los tres autores coinciden en el modo de tratar la virtud de la paciencia, y señalan su estrecha relación con virtudes como la humildad, la fortaleza o la caridad.

Es Dios quien primero vive esta virtud, tolerando los pecados e injurias de los hombres. La paciencia reside en Él, y de Él proviene. Jesús, como Hombre y como Dios, enseña a los hombres a ser pacientes con su ejemplo, su Pasión y su muerte en la Cruz.

Los autores incluidos en este libro son:

Tertuliano : nació en Cartago y vivió un tiempo en Roma. Se convirtió al catolicismo por el ejemplo de los mártires, y escribió numerosos libros. Acabó adhiriéndose a la secta montanista y murió fuera de la Iglesia.

San Cipriano : también se convirtió por el testimonio de los cristianos. Fue ordenado sacerdote y más tarde consagrado obispo de Cartago. Escribió obras apologéticas y pastorales. Murió mártir.

San Agustín: influyeron sobre él las oraciones y el ejemplo de su madre, santa Mónica, y el encuentro con san Ambrosio. Fue ordenado presbítero y, años después, obispo de Hipona. Llevó una vida cenobítica y luchó contra sectas heréticas. Escribió numerosos sermones y cartas, apologías y textos sobre moral. Falleció a los 76 años.

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La Paciencia”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *